Pruebas diagnósticas en el embarazo

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
Existen innumerables experimentaciones que permiten detectar a momento cualquier irregularidad en el desarrollo del feto, como son:
 
 
 
 
 

 
 
El urocultivo:
Este estudio se realiza para detectar posibles bacterias que pueden dañar al embrión. Se realiza un estudio microbiológico en laboratorio, el cual permite atacar cualquier tipo de infección o bacteria de orina en las mujeres embarazadas.

La amniocentesis
Prueba invasiva para poder ver algún tipo de enfermedad en el embrión, como genéticas o síndrome de Down. Esta se realiza extrayendo un poco de líquido amniótico, se inserta una aguja larga y fina en la barriga. Al extraer el líquido se puede analizar la piel, el cabello y de ahí se puede detectar el ADN.
No es muy recomendable debido a que puede ocasionar ciertos trastornos tanto para el bebé como para la mamá.

Test de maduración pulmonar o test quantusFLM
Estudio que se realiza por una ecografía en 2D y se estudia por medio de un programa en el ordenador.
Consiste en determinar el nivel de desarrollo de los pulmones del bebe, por si es necesario que su nacimiento sea prematuro.

 
 
 
Estudio de ADN fetal en sangre materna.
Un estudio vanguardista es el de ADN para ver posibles malformaciones genéticas, el cual se realiza en el primer trimestre, semana 10 de embarazo, y da como resultado ver si el feto tiene síndrome de Down, u otras posibles enfermedades cromosómicas Estudio simple con un análisis de sangre, no representa ningún riesgo.

El triple screening.
Combinación de estudios de sangre y ecografía (prueba de cribado), efectuándose para detectar anormalidades, síndrome de Down y midiendo el pliegue nucal (fémur) para descartar malformaciones.

Ecografía Doppler.
Estudio que determina el flujo sanguíneo del bebe, importante para ver si existe problemas en el cordón umbilical, circulación sanguínea del cerebro del bebé y corazón. Además proporciona datos para ver el desarrollo del bebé.