Malformaciones fetales (fallos físicos):

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
Una malformación congénita es un defecto en el cuerpo humano, en anatomía o el funcionamiento de cualquier órgano, el cual puede ser manifestado desde su nacimiento.

Unos de los avances de la medicina, nos da la posibilidad de efectuar métodos diagnósticos durante el embarazo (detección precoz), el cual permite tratar a tiempo y adecuadamente estas patologías, y así evitar el problema de malformaciones.

Hoy en día la mayoría de las mujeres embarazadas se realizan estos estudios para prever cualquier padecimiento en su bebé.

Una de las razones por la que se reducen la posibilidad de defectos congénitos, es porque se controla y detecta a tiempo la acción de factores que favorecen en su aparición.

No se ha encontrado aún porqué existen estas malformaciones, el 40% de ellas se asocian a factores de riesgo durante la gestación, como sustancias toxicas, fármacos, edad de la mamá, radiaciones, ionizantes, enfermedades de la madre o por la alimentación durante este periodo.